La presión en las Cortes de Estados Unidos orilla a hondureños acusados por narcotráfico a caer en lo absurdo

31.07.2019

La carta que adjuntamos en esta publicación corresponde al caso de Fredy Najera Montoya, ex diputado liberal por el departamento de Olancho que luego de declararse culpable de los delitos de conspirar para transportar múltiples toneladas de cocaína a Estados Unidos y participar en el uso y posición de ametralladoras y dispositivos destructivos, repentinamente cambió su versión de los hechos y al verse hundido por las pruebas que posee la fiscalía en su contra, aseguró que su declaración inicial de culpabilidad fue producto de la presión de su abogado, quien además lo obligó a aceptar su participación en el asesinato del General Julián Aristides Gonzales.

Najera afirma que el conflicto de intereses de su abogado lo llevó a mentir, ya que recibía mala asesoría porque su abogado siempre priorizó la defensa de Wilter Blanco, otro de los acusados por tráfico de drogas en Estados Unidos. Además afirmó que Devis Leonel Rivera Maradiaga en una ocasión lo amenazó y orilló a declarase culpable luego de presentarse en el mismo complejo donde Najera se encuentra recluido.

Cabe mencionar que gran parte de los hondureños acusados por tráfico de drogas en Estados Unidos inicialmente se declaran inocentes, subestimando la justicia estadounidense, pero a medida avanzan los juicios y luego de ver la gran cantidad de pruebas que los fiscales manejan en su contra, terminan cediendo y aceptando su culpabilidad para llegar a acuerdos de cooperación y reducción en sus penas, la dinámica para solicitar la extradición de políticos en Honduras a seguido el esquema del famoso efecto dominó, comenzando por los capos de los carteles de droga como los Valle Valle y los Cachiros para luego obtener información e ir escalando en la línea de poder hasta llegar a las esferas políticas en las que se utiliza el tráfico de influencias para favorecer el tráfico de drogas.

Es por ello que luego de la captura de los Valle Valle y la entrega voluntaria de los Cachiros han ido cayendo uno a uno muchos políticos, militares, policías y funcionarios hondureños que trabajaban con los cárteles de droga, ejemplos de ellos son Fabio Lobo, Fredy Najera, Yankel Rosenthal y Juan Antonio Hernandez.

Investigación de Pro Honduras Network.